17 feb

Sedentarismo Vs Inactividad

La mitad del tiempo que una persona está despierta se dedica a actividades sedentarias, como estar sentado frente a la televisión o al ordenador. Por ello, además de realizar actividad física moderada al menos 150 minutos semanales en sesiones de diez minutos o más, es igualmente recomendable no permanecer más de una hora en una postura sedentaria. Cada hora, debemos levantarnos y ponernos de pie para andar un poco, hacer unos sencillos estiramientos o simplemente ir al baño.

Las personas que siguen las recomendaciones establecidas por las organizaciones sanitarias, no están libres de los riesgos que supone permanecer largos periodos en posturas sentadas. El tiempo que dediquemos a realizar cualquier actividad física no va a compensar el tiempo que pasemos al día sentados o sentadas.

Ello nos debe llevar a asumir que una persona puede ser activa y sedentaria a la vez.

Persona sedentaria es aquella que permanece en posturas sedentarias periodos prolongados de tiempo.

Persona inactiva es aquella que no realiza actividad física en la medida recomendada por las administraciones sanitarias.

Persona activa es aquella que sí realiza actividad física por encima de las recomendaciones mínimas, ¡pero cuidado! una persona puede ser activa y sedentaria y ello puede suponer un riesgo para su salud.

¿Qué riesgos conlleva ser una persona sedentaria?

Mayor riesgo de padecer:

  • Trastornos psicológicos: Depresión.
  • Enfermedades cardiovasculares: Hipertensión, colesterol, enfermedad cardiaca, trombosis y embolia.
  • Enfermedades metabólicas: Sobrepeso, obesidad y diabetes.
  • Trastornos musculo-esqueléticos: Hernias discales, pérdida de elasticidad, dolor lumbar y cervical.
  • Cáncer: mama y colon.
  • En el caso de los hombres, disminución de la calidad del esperma.