/ Blogger: Mikel Bringas / in Opiniones / 2 comentarios

La Ley… ¿qué ley?

Parece que la Ley del DEPORTE del País Vasco tiene sus días contados. ¿Pero cuál será la siguiente? ¿Qué regulará?

Para el 15 de febrero está anunciada esta jornada con un espacio de debate interesante. Escribo este post para incluirlo en las propuestas al mismo.

La LEY 14/1998, de 11 de junio, del DEPORTE del País Vasco, ha iniciado su proceso de renovación. Juantxo Landaberea seguro que tiene claro cuál es el mejor camino para avanzar en esta tarea, pero parece conveniente determinar primero qué ámbito va a regular. Tal y como nos explicaba en un post anterior Iker Etxeberria, en los últimos años el concepto de «DEPORTE» ha cambiado sustancialmente.

Cuando se estaba redactando la LEY 14/1998, de 11 de junio, del DEPORTE del País Vasco, mi realidad era similar a la de otros jóvenes. Cogía la bolsa de DEPORTE donde llevaba la ropa de DEPORTE (para ser tan «chic» como Panpi Laduche tenía que ser Lacoste) y me montaba en el coche del entrenador de DEPORTE, quien nos llevaba al poliDEPORTIVO de otro pueblo a competir en nombre del club de DEPORTE a participar en el campeonato que la federación DEPORTIVA había organizado. Al llegar, entregábamos al juez DEPORTIVO, la licencia DEPORTIVA, para poder participar. La víspera y los días siguientes estábamos atentos a la sección DEPORTIVA del periódico búscando las menciones del partido.

Mientras se prepara la siguiente Ley, la realidad de mi hijo es completamente distinta. Coge su teléfono y bici y se junta con sus amigos. Para estar al mismo nivel de «postureo» viste ropa «casual» de traceur, todos uniformados con marcas como «Être fort«, «LR» o «GUP«. Se juntan en las RT (reunión tricker) en los mejores spots de Euskal Herria. No hay personas adultas ni entidades deportivas metiendo el morro para organizarles, son autónomos. Es una actividad organizada por los jóvenes para los jóvenes. Si alguien hace algún back doble, o un gato bien largo o algún otro trick o movimiento especial, enseguida estará publicado en Instagram o Youtube. Están creando un modo nuevo de moverse, pero también de organizarse y asimismo de comunicarse; y son realmente atractivos los contenidos que se están generando en nuestro entorno:

 

Mi hijo sin duda es DEPORTISTA; pero mi hija dantzari también es DEPORTISTA; y la amona ibiltari también es DEPORTISTA. Los tres se mueven. Ninguno tiene licencia DEPORTIVA, ni necesidad de nada similar.

 

Cada uno vive el DEPORTE desde una perspectiva diferente. Vivencias plurales, como la realidad deportiva.

En esa pluralidad nos ha llegado la «Actividad física». Como ejemplo, la actual denominación de la dirección de Actividad física y Deporte del Gobierno Vasco. ¿Tiene que seguir la Ley el mismo camino? ¿Es necesario o conveniente esa distinción (deporte/actividad física)?

En la actual LEY 14/1998, de 11 de junio, del DEPORTE del País Vasco encuentro una sola mención a la actividad física; se sitúa en el artículo 98 al determinar la necesidad de contar con personas licenciadas en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

En esa carrera nos enseñaron que el DEPORTE es un término polisémico. Sin embargo en la denominación de los estudios se diferencia deporte/actividad física, como en el nombre de la dirección del Gobierno Vasco.

Siguiento el criterio de la Organización Mundial de la Salud, ya que el movimiento físico es necesario, el deporte es parte de las actividades físicas. Entonces ¿por qué se dice actividad física y deporte si este es un tipo de  actividad física? No parece muy coherente ¿no? O ¿es que el objetivo es expresar que solo estamos considerando algunos tipos de actividad física? Y quizás en la Ley sea necesario lo mismo ¿no?

Parece que hay necesidad de regular algo más que las típicas prácticas deportivas, pero no la totalidad de las actividades físicas. Por ejemplo, las actividades físicas laborales (exceptuando el deporte profesional) no parecen ser objeto de esta norma. Y los desplazamientos cotidianos tampoco. Y de paso, ¿por qué no se aprovecha para regular solo los deportes que verdaderamente lo son y evitar algunas amenazas, tal y como están haciendo en otros lugares?

Por lo tanto, ¿son las actividades físico-deportivas el ámbito que ha de regular la nueva Ley?

Quizás el 15 de febrero lo entenderé mejor.

Etiquetas:

2 comentarios

Deja un comentario